¿Que es Un Bondi a los 90?

Desde algun lugar que nadie sabe muy bien donde es, Lalo Facchini o "El Mago" como lo quieras llamar, junto a Julieta Chaneton, El Gran DP y la Lic. THC se suben a un bondi imaginario que transita tu cabeza para ayudarte a remar el FUCKING Domingo, con la mejor música, entrevistas en vivo y mucho mas... Los Domingos de 22 a 00 Hs "Un Bondi a los 90" te lleva de viaje por los mejores temas de rock, pop, reggae, y demás estilos tanto nacional como internacional de siempre. Ademas podes chatear con toda la "Familia Bondicera" desde la web de la radio y pedir los temas que queres escuchar. Así que espera el horario indicado y subite a UN BONDI A LOS 90.
lunes, 2 de agosto de 2010
Seríamos bastante necios si negáramos que el marketing es una mierda. Lo digo formando parte activa de esta profesión y viviendo de la misma. Pero esta aseveración nada tiene que ver con la obsoleta e improductiva discusión entre capitalismo/comunismo, izquierda/derecha, hippies/chetos (?), y todos estos tipos de opuestos ideológicos que la realidad de cada época y la naturaleza misma del ser humano se encargan de ordenar y poner en su lugar. Por eso esta afirmación sobre el marketing tiene más que ver con una breve pero muy acertada definición del concepto. Podríamos decir que el marketing es percepción, por lo tanto si para la gente el marketing es una mierda, no hay mucho que dudar. Si lo negáramos, iríamos en contra de su definición. Pero acá me detengo para salvar al concepto, a la profesión y si se quiere a la actividad, y mover el dedo acusador hacia las personas que trabajamos en marketing. Creo que el consumo y el incentivo del mismo, generando una mejor percepción de lo que se ofrece, existieron siempre, y me animaría a decir también que con la misma intensidad (no hablo de cantidad de formas y medios) en todas las épocas. Lo que observamos ahora es una forma de incentivo del consumo que fue evolucionando como lo hicieron todas las actividades y profesiones a lo largo de la historia. El hombre evoluciona y genera estos cambios que son tanto inherentes a su naturaleza como inevitables. Por eso me parece que la clave para generar un juicio de valor sobre el marketing (y casi cualquier otra profesión) está en la actitud de las personas que trabamos en esta área, en la formación personal y profesional de cada individuo, y en los formadores de éstos.

El replanteo hay que hacerlo por ese lado. Tal vez haya muchas personas de mierda practicando esta actividad. Las personas de mierda, en su mayoría, hacen cosas de mierda. Generalmente siguiendo normas y reglas estipuladas que no logran romper ni hacer evolucionar por falta de capacidad, entusiasmo y fundamentalmente autenticidad.

Esto me recuerda una reflexión que hace Alfonso Nieto en su libro (más o menos bueno, pero un poco viejo) titulado Persona, relación y marketing, y dice lo siguiente: “Que vaya a ser el marketing en el futuro esta también en manos de sus profesionales. Si la vida va por delante de la norma que la regula, la practica profesional abre camino a las configuraciones académicas del marketing”.

Hoy el desorden es el mensaje, diría Tom Peters. Por eso es fundamental desneurotizarnos, afirmar la realidad que nos toca vivir y tratar de no ser personas de mierda. De esta manera, ninguna actividad se verá incorrectamente acusada por los defectos y acciones que solamente podemos ser responsables las personas.


Por: MARTIN PATO
Imágen: CELE VOLPE


Lalo Facchini . "El Mago"

Julieta Chaneton

El Gran DP

Licenciada THC

Seguidores

Buscar este blog

Cargando...